Blogia

5 canciones negras

Shhh, te quiero

A veces cierro los ojos y te veo en el folio
Cerrando los ojos, llorando en silencio
Te estiro mi mano, y te alargo un te quiero
Te beso en la frente, te soplo al oído,
Te recojo el pelo, y si me besas me muero

Te acuesto en mi cama, con la ropita limpia
Tu suave piel roza mi olvidada almohada
Que ya no se acuerda, que ya casi olvida
Que era yo el que cada noche, sobre ella dormía.

Buenas noches princesa
Dulces sueños, reina
Le digo a mi almohada
Cada mañana

Hola corazón, qué tal lo llevas
Te veo cansado, agrietado y mustio
No me irás a decir ahora
Que por falta de penas, heló y murió.

Sangrando en la copa, riendo en el suelo
Me quito la ropa, me acuesto y me muero.
Me levanto en tu noche, y tú sigues durmiendo
Me adentro en tu puerta, y me siento en tu suelo
Y te susurro al oído, un solo te quiero

(030603)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cuentas

Carpeta Mi Música
-----------------

Alanis Morrisette 17
Ben 33
BSO Películas 143
Celtas 23
Eminem 80
Enya 39
Español 1074
Gipsy Kings 39
Gothika 15
Kitaro 101
Metallica 3
Mike Oldfield 125
Nelly furtado 10
Sonar 4
ThunderStorm 1
Todo hip hop 648
Van Helsing 12
Videoclips 7
Evanessence 1
+5

--------

2375

2375 Canciones. Hay videos, conciertos enteros, pistas que son todo un cd.. Un total de 12,3 GB (Casi, porque hay muchas cosas que no he contado, datos, fotos, etc..)

Carpeta My Shared Fólder
------------------------

334 canciones, que hacen un total de :

2709 canciones en 2,04 GB que suman
14,34 GB.

(Falta Incoming, que es más difícil de contar, porque son casi todo archivos Zip o Rar, y claro, en cada archivo hay un montón de canciones, ya que casi todo son discografías completas. 15 GB)

29,34 GB de música

*Se destaca aquí la “importancia” de desglosar aún Incoming, ya que se observa que ocupa 15 GB ante los 14,34 del volumen de lo desglosado por ahora.
Vamos, que aún vamos por la mitad!!

Todo esto es el 25,5 % del espacio ocupado por la música en mi disco duro

Dando un paseo

Te tiras media hora buscando el disc-man, dónde se habrá metido? Estoy seguro de que lo he traído, pero no está. Se te pasa por la cabeza buscar en los más recónditos lugares. Miras en la cocina, en el baño, dentro del armario... repasas los movimientos que has hecho desde que has entrado por la puerta hasta que has llegado al cuarto, pero... no está. Y cómo duermo yo ahora? Tendré que volver a tener el ordena encendido toda la noche, con el calor que da.
Ya que no iba a apagarlo, me he puesto a dar un paseo. Hacía mucho que no iba a ver a Z, que horripilantemente (con perdón) anda tarantinizada (me encanta Quentin, pero coño, la 2....... menudo pastelón), y D no ha escrito nada desde mi última visita. Me he pasado a ver a C, pero ya no es lo mismo que antes.
“Dando un paseo por el barrio, una nueva letra en mi diario mental visionario” “Voy llorando en la bici de Leo, camino hacia Cantalobos”
Sí, hay gente que sufre lo mismo que sufro yo, aparente malestar general y, lo peor, sin motivo alguno. Constantes cambios de humor y estado de ánimo... a que es jodido?!

En fin, sólo pasaba por aquí...

Así estoy yo sin ti

Extraño como un pato en el Manzanares,
torpe como un suicida sin vocación,
absurdo como un belga por soleares,
vacío como una isla sin Robinson,
oscuro como un túnel sin tren expreso,
negro como los ángeles de Machín,
febril como la carta de amor de un preso.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Perdido como un quinto en día de permiso,
como un santo sin paraíso,
como el ojo del maniquí,
huraño como un candi con lamparones,
como un barco sin polizones,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Vencido como un viejo que pierde al tute,
lascivo como el beso del coronel,
furtivo como el Lute cuando era el Lute,
inquieto como un párroco en un burdel,
errante como un taxi por el desierto,
quemado como el cielo de Chernobil,
solo como un poeta en el aeropuerto,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Inútil como un sello por triplicado,
como el semen de los ahorcados,
como el libro del porvenir,
violento como un niño sin cumpleaños,
como el perfume del desengaño,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Amargo como el vino del exiliado,
como el domingo del jubilado,
como una boda por lo civil,
macabro como el vientre de los misiles,
como un pájaro en un desfile,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti

Joaquín Sabina

Memento

Me disponía a dar un paseo por el bosque de blogs que hay precipicio abajo.
Tomé la senda roja, pasé bajo el viejo sauce y enfilé el angosto camino que lleva a su cripta. Mientras iba caminando, al no haber ninguna silla esperándome en la orilla, me puse a meditar. Quería encontrar un momento de alegría oculta expresada en esas letras. Pero todo se volvió más triste. Aunque pueda parecer imposible, cuando la tristeza cubre las paredes de la cripta, ya ni brilla el marfil.

Alicaído y cabizbajo deshizo el camino que sus pies habían recorrido hasta allí, y volvió a pasar por debajo del viejo sauce hasta llegar a la senda roja, regreso a casa.
Tembloroso metió la llave en el agujero, y la puerta se cerró como si pesara mil quilos. Los temblorosos pasos subían las escaleras a duras penas. El pasillo se hizo eterno, y las luces se apagaban a su paso.
Tras la puerta, su hogar. Ésta vez, la elevada temperatura, la total oscuridad y la aparente muerte en el ambiente, no tenían el mismo color.
Se sentó en la cama, e intentó encontrar el significado de ese cambio, no sabía si era a mejor, o a peor. Mientras su mente rodaba y rodaba, su cuerpo se tumbó de lado, y colgó un cartelito en el cristal que decía : “Rómpase en caso de incendio”

Y muchas lunas pasaron, y muchas más que pasarán.

260704

De Paso

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la
ciudad de El Cairo - Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.
- ¿Dónde están sus muebles? - preguntó el turista.
Y el sabio, rápidamente, también preguntó: - ¿Y dónde están los
suyos...?
- ¿Los míos? - se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí
solamente de paso!
- Yo también... - concluyó el sabio. "La vida en la tierra es
solamente temporal... Sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices". "El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables."

Queda Prohibido

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer,
tener miedo a tus recuerdos...
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños...
Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor...
Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas...
Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere...
Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro...
Queda prohibido extrañar a alguien sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa, todo
porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente...
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha...
Queda prohibido no crear tu historia,
dejar de dar las gracias a Dios por tu vida,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da,
también te lo quita...
Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual...

Pablo Neruda

Corazón oxidado

Todo se derrumba y es tan fácil
Todos mis castillos son de arena
Todo lo que sueño es tan frágil
Todo lo que bebo es tu ausencia
Y mi pobre corazón de hierro
Se me fue oxidando con las penas
Este tengo sueño y no me duermo
Este fuego que ya no calienta
Todo lo que canto es tan estéril
Todas las canciones son la misma
Muy pocas personas, demasiada gente
Diferente sangre de una misma herida

Mi pobre corazón oxidado
Mi pobre corazón encogido
Mi pobre corazón todo el daño
Mi pobre corazón todo lo bueno vivido
Mi pobre corazón lo mas malo
Mi pobre corazón lo divino,
lo valiente, lo cobarde,
lo esperado, mi virtud y mi defecto,
mi barranco y mi camino
Mi pobre corazón no importa que sea pequeño
Mi pobre corazón siempre te hecha de menos
Mi pobre corazón que no le caben ya las penas
Siempre que me duele me lo llevo de verbena
Mi pobre corazón que me mantiene con vida
Mi pobre corazón siempre la luz encendida
Mi pobre corazón que a veces quiere salir
Mi pobre corazón que está enganchado al speed
Mi pobre corazón en directo
Mi pobre corazón en domingo
Mi pobre corazón en pelotas
Mi pobre corazón en Fa sostenido
Y mi pobre corazón se me fue oxidando
Y mi pobre corazón no ves que siempre está llorando

Fito y los Fitipaldis

El eterno debate

No te puedes parar a pensar
No puedes detenerte, ponerte a pensar e intentar estudiar, comprender y asimilar cada cosa que te pasa o cada movimiento que das.
Esta sociedad te hace ir cada día más rápido, imitando el funcionamiento de una máquina, tan introducidas en nuestra forma de vida últimamente.

Y yo me paro a pensar, es la sociedad la que me dicta que no puedo parar? Que no puedo pensar? O soy yo mismo quien me impide parar, en una especie de mecanismo de autodefensa?
A días es muy sencillo, a días muy complicado. Ora quiero pensar, ora quiero correr. A veces me viene bien, y otras me deja peor.
Y vuelvo a pensar como antaño, sin tanto oscuro ni tanta muerte, ni tanta sangre siempre corriendo por ahí. Simplemente echo de menos la cosa de siempre, y punto. No me pasa nada más.
Pero esto tiene muy pocos puntos positivos.
Primero significa que evoluciono muy poco por no decir nada
Segundo significa que, puede que esté esperando algo que quizás no llegue, o que si lo hace, puede que tarde un tiempo.
Eso significa que estoy perdiendo el tiempo? Yo nunca lo creí así, y no lo voy a empezar a hacer ahora; pero bueno, no puedo dejar de comerme el tarro.

Es el eterno debate
Uno nunca sabe a ciencia cierta si lo que está haciendo es lo correcto, si esa vida que vive es la que siempre quiso, o si por el contrario, debe buscar la encrucijada y cambiar de camino.

140704

Y al tercer día resucitó... ah, que no había dormido aún...

A estas horas yo no debería estar despierto, pero no lo llaméis insomnio, se llama siesta.

Lo cierto es que estoy notando cómo algo está cambiando. No se muy bien lo que es, ni el porqué, pero algo noto. Me levanto pronto, y descansado, que hacía mucho que no conseguía descansar. No me acuesto temprano porque caigo en el error (casi inevitable) de quedarme dormido al llegar de trabajar. Pero bueno, me siento más descansado, así que no será del todo malo.
Como iba diciendo, algo cambia, se mueven los habitáculos de este cube.
Mi escritorio anda algo más libre (pero aún le queda), y mi cama ya está siempre vacía cuando me acuesto. Me duermo con música relajante, y me evado rápidamente del estrés. Aunque si bien es cierto eso sólo ocurre cuando estoy sólo, normalmente me irrito y me pongo nervioso muy pronto en cuanto tengo que tratar con el resto del mundo. Pero qué coño, yo venía aquí a escribir sobre cosas buenas, que ya llevo mucho tiempo haciéndolo sólo de las malas.
En el trabajo va todo viento en popa, el fin de semana pasado, con el cuarto de baño, me fue genial, casi cuatrocientos euros por cinco horillas, no está nada mal. Y en el piso del capullo del Oscar ya me queda muy poco, y he sabido llevar bien los problemillas con los que me he encontrado, cosa que no podía decir al principio, que se me escapaba un poquillo.
En cuanto a esto de escribir, me alegra ver que vuelve a regarse mi césped, y comienzan de nuevo a brotar nuevas ideas. Cuánto lo echaba de menos!
Recuerdo que ayer era fascinante ver la agilidad con la que pasaban las historias por delante de mi boca. Dudé un momento en levantarme a intentar escribir alguna en el papel, pero decidí que ése momento iba a disfrutarlo tranquilamente tumbado en la cama, como hacía tanto que no hacía.
Hoy, que me acuesto más tarde aún que ayer, si que he querido sentarme al teclado, e intentar plasmar un poquito este cambio que refleja el sismógrafo que vigila mi alma.
Y dar las gracias a P, por sus recientes visitas y comentarios, y también a D, que sé que sigue viniendo a verme.

Y antes de que suba arriba, relea lo acabado de escribir y decida guardarlo sólo en Mis Documentos, voy a ir despidiéndome, a seguir mi racha de descanso..

Annabel Lee

Hace muchos, muchos años, en un reino junto al mar
Habitó una señorita cuyo nombre era Annabel Lee
Y crecía aquella flor, sin pensar en nada más
Que en amar y ser amada, ser amada por mí.

Éramos sólo dos niños, mas tan grande nuestro amor
Que los ángeles del cielo nos cogieron envidia
Pues no eran tan felices, ni siquiera la mitad
Como todo el mundo sabe, en aquel reino junto al mar

Por eso un viento partió de una oscura nube aquella noche
Para helar el corazón de la hermosa Annabel Lee
Y luego vino a llevársela su noble parentela
Para encerrarla en un sepulcro en aquel reino junto al mar

No luce la luna sin traérmela en sueños
Ni brilla una estrella sin que vea sus ojos
Y así paso la noche acostado con ella
Mi querida, hermosa, mi vida, mi esposa

(Radio Futura - Versión de un texto de Edgar Allan Poe)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

!!

Seguro que la mía mala racha ésta, va a ser causada por el ignore total a los típicos meils en cadena, esos de si no mandas esto a cincuentaycincomiltrescientascuarentaytrespersonasymedia en menos de cerocomacuatrosegundos, tendras mil años de mala suerte.

Va a ser por eso

Ultimamente

“Últimamente he dejado de ver los telediarios, total pa qué, si ya me los sé”

Últimamente no dejo de pensar que estoy en mi piso, ya terminado, ya viviendo allí. Imagino como será, como se estará, sentado en el sofá, con la música alta, y la puerta abierta de la terraza.
Últimamente no paro de aplazar mis propósitos. Después de... cuando termine...

Tengo que luchar, por dejar de postergar mis ambiciones, ya que están empezando a transformarse en necesidades.
Tengo que dejar esta vida, tengo que salir... “Debo salir, debo salir, debo iniciarme, otra vez en el camino del plan B”.

Últimamente no se si tener que empezar a rezarle a algo o alguien, y pedirle por mí, que me ayude y me cuide un poco; que me despierte por las mañanas, y me cierre los ojos antes de que se haga demasiado tarde; que me prepare una lista cada mañana y me ayude a ir tachando cosas; que se espere en mi sofá a que yo le prepare la cena y que me recoja los platos al irme a acostar...

Desvaríos de un alma en pena, encerrada en un cuerpo sano de mente enferma

Adjetivo

Creo que me siento como un pequeño regalo, que reside aún y por siempre dentro de su cajita, y que no puede ni podrá nunca desprenderse de ese envoltorio con el que le ha tocado vivir.

Como una pequeña personita, que vive dentro de otra que no es, viviendo una vida que no le toca, y al no ser bravo corazón el mío como el de William Wallace, me faltan fuerzas para poder luchar. Así que, aunque de vez en cuando se oigan mis gritos a través de mis oídos, de momento no os giréis, que todavía no salgo.

“Un deseo utópico, como parar las balas,
Sólo hay una persona que puede concederlo
Bravo corazón el suyo, como William Wallace
Ni al ser nueve nueve cinco veces más, podréis vencerlo.
Rimas de cassette, ya sabes, noches en el Palace
Tras vencer grandes batallas como aquella de Waterloo"

(Contra todos – 995)

Anécdota

Es Martes, la 1:05 de la mañana.
Llevo un rato dando vueltas en la cama, incapaz de dormir, dándole y dándole vueltas a la cabeza. Cabreado ya, decido resignadamente levantarme, ir al comedor, coger la bolsa de cacahuetes y disponerme a sentarme frente al teclado diciéndome a mi mismo, voy a escribir algo, me da igual lo que salga, pero que por lo menos gaste este tiempo escribiendo, esperando a que pase. Así pues, me incorporo de la cama, tanteo buscando las gafas, las encuentro, me levanto y enciendo la luz del flexo. Abro la puerta, y voy dirección la bolsa de cacahuetes, que están debajo de la mesa pequeña del comedor. Delante de la mesa, está el sillón, y frente a éste, una bamba y un zapato. Y una sonrisa se me dibuja en la cara.
Hace un rato, he salido al baño, a mear, y al salir, justo antes de apagar la luz, he visto mis bambas en el comedor, frente al sofá. Y apagando la luz, y saliendo, me he inclinado y, a oscuras, las he cogido y colocado, también a oscuras justo al entrar en mi cuarto. Tranquilamente me he vuelto a tumbar en la cama a seguir dando vueltas.
Cuando he visto que sólo me había llevado la mitad de cada par, lo primero que he pensado ha sido en cómo hubiera sido mi reacción de haberme dado cuenta mañana por la mañana. Pero después me ha salido la sonrisa y ya sólo pensaba, mientras volvía con la bolsa de cacahuetes en mis manos, y la sonrisa en la boca, de escribirlo aquí para el blog, con la ya comentada idea de no importarme el cómo saliera lo que escribiera o escribiese.

Diecisiete minutos y unos cuantos cacahuetes han caído ya.

Intento volver lo antes posible, de verdad, intento volver a ser yo muy pronto.

I can't sleep

Desánimo

"...No encuentro el término
entre mínimo y máximo
me encuentro lo más próximo
a alegría y desánimo...

RapSusKlei"

Hace ya varios días que no escribo nada por aquí. Es extraño, pero... me encuentro en algún punto, no muy definido, de un extraño agujero negro en el que debo haber metido la pata sin darme ni siquiera cuenta. No escribo, no dibujo, no visito blogs ... ...No me apetece ninguna música que escuchar.
Me muevo en un estado de inapetencia total, y un peculiar desánimo general.
Miro atrás y observo cómo han cambiado las cosas que escribo, y me da verdadera pereza ponerme a buscar cuánto hace que no escribo algo decente.

Al final de todo esto, cuando son las 03.22, creo que acabo de ver el problema.
Voy a meditarlo a la cama.

Y esto es lo que me he traído de Berlín

Y esto es lo que me he traído de Berlín

Ana

Lista

Ir a Elecnor, que a ver a que puta hora salgo de esos capullos, que rabia les he pillado.
Primero iré al INEM, a ver si tengo suerte, ojalááááááááá. Espero tenerla.
Después recoger la declaración y, no fiándome mucho de mi padre, preguntar ahora qué. Si mi padre ha acertado, me da pie al tercer paso:
Ir a La Caixa, a entregarla y de paso, cobrar el puto y tan ansiado cheque.
Después creo que vendría llamar al E, y a ver cuanto le cojo al P para el Sónar, y meditar si llamo al I.
Llamar al D, y preguntarle a ver, cuándo vienen, cuándo vamos a vernos y cómo vamos a ir al Sónar.
Ver el piso
Y si todavía tengo tiempo, darme un rulo con la moto.
Quedar de paso con el E, después de haber hablado con D, para pillar el colchón, tema del que también tengo que hablar con D, a ver cómo vamos a “dormir”.

Todo esto me pide un Lunes que bien merece un buen descanso, recién llegado de Berlín. Unos días que me han sentado súper bien.

Y canto canciones que no tienen más dueño que el tiempo que aún me queda para poderlas cantar.

Carta de amor

"Estimada Cristina: Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vínculo matrimonial. A continuación te remito dicha lista, para que puedas solicitar la certificación al Notario (...)(...) y tener listos todos los escritos antes de la comparecencia ante el tribunal.

Como verás, he dividido la lista en dos partes. Básicamente, un apartado con las cosas de nuestros cinco años de matrimonio con las que me gustaría quedarme y otra con las que te puedes quedar tú. Para cualquier duda o comentario, ya sabes que puedes llamarme al
teléfono de la oficina (de ocho a cuatro) o al móvil (hasta las once) y estaré encantado de repasar la lista contigo.

COSAS QUE DESEO CONSERVAR:

- La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la oficina.
- El leve rastro de perfume que quedó flotando en el ascensor una mañana, cuando te bajaste en la segunda planta, y yo aún no me atrevía a dirigirte la palabra.
- El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a cenar.
- La mancha de rímel que dejaste en mi almohada la noche que por fin dormimos juntos. - La promesa de que yo sería el único que besaría la constelación de pecas de tu pecho. - El mordisco que dejé en tu hombro y tuviste que disimular con maquillaje porque tu vestido de novia tenía un escote de palabra de honor.
- Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo durante nuestra luna de miel en Londres.
- Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos, hablando y tocándonos. (También las horas que pasé simplemente soñando o pensando en ti).

COSAS QUE PUEDES CONSERVAR TÚ:

- Los silencios.
- Aquellos besos tibios y emponzoñados, cuyo ingrediente principal era la rutina.
- El sabor acre de los insultos y reproches.
- La sensación de angustia al estirar la mano por la noche para descubrir que tu lado de la cama estaba vacío.
- Las náuseas que trepaban por mi garganta cada vez que notaba un olor extraño en tu ropa.
- El cosquilleo de mi sangre pudriéndose cada vez que te encerrabas en el baño a hablar por teléfono con él.
- Las lágrimas que me tragué cuando descubrí aquel arañazo ajeno en tu ingle.
- Jorge y Cecilia... Los nombres que nos gustaban para los hijos que nunca llegamos a tener.

Con respecto al resto de objetos que hemos adquirido y compartido durante nuestro matrimonio (el coche, la casa, etc) solo comunicarte que puedes quedártelos todos. Al fin y al cabo sólo son eso:... objetos. Por último, recordarte el n º de teléfono de mi abogado (.......) para que tu letrado pueda contactar con él y ambos se ocupen de presentar el escrito de divorcio para ratificar nuestro convencimiento. Afectuosamente, Roberto."

NOTA: Carta Ganadora del III Concurso Antonio Villalba de Cartas de Amor.
(Por cortesía de Luz).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres