Blogia
5 canciones negras

Así vienes a mi recuerdo

En el último sueño,
En el último cigarro,
Al bajar andando,
Al subir peldaños.
Al apagar la luz.
Al encenderla,
Cuando como en la silla,
Cuando te veo en mi mesa.

Sigo buscando y no encuentro mis recuerdos.
Dónde te habías metido, no sales en mis fotos.
Sigo buscando, creo que llego al metro.
Sigo buscando, creo que estoy dentro.

Ya no vomito, solo escupo.

Te lío en mi cigarro,
Te pongo en mi radio,
Y cuando cierro los ojos
Te cuelas en mis sueños

Solo pido calma en la mente, quiero un segundo, quiero un minuto. Salta en la cama, escribe en la mesa, píntame un ojo, hazme lo que quieras. No huelo tu aroma, tu alma no inunda mi boca. Me desvelo en la noche, pero no encuentro tu ropa. Te marchas de golpe, golpeándome en la frente, de frente me atacas, en la espalda me hieres. Clavado en tu pared suplico vagamente, bájame un minuto solamente, antes de morir, tatúa tu mirada en mi mente.
Forma parte de mi muerte, sería un gran regalo. No es fácil superarlo, pero he aprendido poco a poco. Aprendiendo a quererte en la noche, he aprendido a olvidarte a ratos. Escuchar tu escuchar mientras escribo, me hace seguir hablando, mientras leo lo que has dicho.
Ordéname el tarro, si hace falta, usa el taladro. Móntate un cuarto allí, donde viven mis recuerdos, las alegrías, las penas, los trofeos, las derrotas. Donde la luz es opaca, y las tinieblas transparentes. Donde no hay penas, hay trampas, donde si entras, no salgas.
Hazme callar la boca, de la manera que quieras, o dame un tortazo, o regálame un verso.
Yo sólo pido una cosa,
Mejor que cosa, pido un momento,
Para que me des un beso, para que me digas te quiero,
Para que después puedas, contarme tu cuento.

(110303)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres