Blogia
5 canciones negras

Letras

Buenos Aires

Buenos Aires En Buenos Aires brilla el sol
Y un par de pibes en la esquina
Inventan una solución
En Buenos Aires todo vuela
La alegría, la anarquía
La bondad, la desesperación.
Y Buenos Aires es un bicho que camina
Ensortijado entre los sueños y la confusión
En Buenos Aires descubrí que el día
Hace la guerra y la noche el amor
En Buenos Aires leo, fumo
Toco el piano y me emborracho
Sólo en una habitación
En Buenos Aires casi todo
Ya ha pasado de generación
En degeneración
Y Buenos Aires come todo lo que encuentra
Y como todo buen narciso, nadie como yo
Pero el espejo le devuelve una mirada
De misterio, de terror y de fascinación
Buenos Aires, Buenos Aires
Buenos aires para vos
En Buenos Aires toca changui
En un boliche planetario
Salto y voluptuoso
En Buenos Aires llega un punto
En que ya nada vale nada
Y todo vale nada
En Buenos Aires nos acechan los fantasmas
Del pasado y cada tango es una confesión
Cuando en el mundo ya no quede nada
En Buenos Aires la imaginación
Es una playa macedónica
Tan cierta y tan absurda
Vive un Borges ya sin Rock & Roll
En Buenos Aires viven muertos
Muertos viven y no quiero más
Tanta resignación
Quiero un barrio bien canalla
Bien sutil y bien despierto
Súper sexy, quiero una oración
Que nos ayude a descorrer el velo
Y que termine la desolación
Buenos Aires, malos tiempos
Para hacerte una canción

En Buenos Aires los amigos se acarician y los enemigos tiran a matar
En Buenos Aires San Martín y Santa Evita montan una agencia de publicidad
En Buenos Aires la política que falta de respeto da atropello a la razón
En Buenos Aires el fantasma de la ópera camina solo por constitución
En Buenos Aires tengo más de lo que quiero pero lo que quiero nadie me lo da
En Buenos Aires hay un falcón pesadilla en el museo de cera de la atrocidad
En Buenos Aires falta guita pero sobran corazones condenados a latir
En Buenos Aires amanezco, resucito, me defiendo a gritos, quiero ser feliz
En Buenos Aires cuando hablamos de la luna, sólo hay una, la de Luna Park
En Buenos Aires he perdido mil batallas pero hay una guerra que pienso ganar.

Fito Páez
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La senda del tiempo

A veces llega un momento en que
te haces viejo de repente
sin arrugas en la frente
pero con ganas de morir
paseando por las calles
todo tiene igual color
siento que algo hecho en falta
no se si será el amor
Me despierto por la noches
entre una gran confusión
es tal la melancolía
que está acabando conmigo
siento que me vuelvo loco
y me sumerjo en el alcohol
las estrellas por la noche
han perdido su esplendor
He buscado en los desiertos
de la tierra del dolor
y no he hallado mas respuesta
que espejismos de ilusión
he hablado con las montañas
de la desesperación
y su respuesta era solo
el eco sordo de mi voz

Celtas Cortos

Goodbye

Goodbye For you,
It’s all in a day
One day in a live
It`s all in the one word
The one word is goodbye

For me
It`s all in what you say
Though you¡ve tried to be kind
It¡s all in the words
From the lips that once touched me
With a sigh
Goodbye

For you
It`s all in your face
The laugh and worry lines
It`s all in the one word
You hope will make you young again
Goodbye

It`s all in the play
Someone speaks the line
It`s all in the one word
That stops and steals the time
Goodbye
Goodbye
Goodbye

For me
It`s all in a day
It`s the part in life
When it`s all in the words
To fate an circumstance resigned
Goodbye

Tracy Chapman

Con la frente marchita

Sentados en corro merendábamos, besos y porros
y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa.
Te morías por volver con la frente marchita cantaba Gardel
y entre citas de Borges Evita bailaba con Freud,
ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de plata.
Con aguita de un mar andaluz quise yo enamorarte
pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta
cuando el sol fue secando la ropa de la vieja Europa.
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió
mándame una postal de San Telmo, adiós cuídate
y sonó entre tú y yo el silbato del tren.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
monigotes de miga de pan, caballitos de lata.
Con aguita de un mar andaluz quise yo enamorarte
pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Aquellas banderas de la patria de la primavera
a decirme que existe el olvido esta noche han venido
te sentaba tan bien esa boina calada al estilo del Ché
Buenos Aires es como contabas, hoy fui a pasear
y al llegar y me puse a gritar ¿donde estás?

Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
corazones de miga de pan, sombreritos de lata.
Y ya nadie me escribe diciendo no consigo olvidarte
ojalá que estuvieras conmigo en el río de la plata
Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de lata.

Joaquín Sabina

La extraña pareja

La extraña pareja Eran conocidos en las calles del barrio,
conocidos en todos los bares y tabernas.
Él tan alto, tan serio, tan pálido y delgado,
ella morena y frágil, tan graciosa y pequeña.
Él rondaba, más o menos, los cincuenta,
y ella debía tener no más de veinticuatro.
Él daba clases, creo, en alguna academia,
y ella estudiaba, creo, un curso de italiano.
Bebían y se amaban, o eso parecía,
discutían a veces, a veces sonreían,
se besaban y odiaban, pero nadie es perfecto,
el amor es difícil y extraño en estos tiempos.
La noche debilita los corazones,
noches de funeral, de vino y rosas.
Brindemos por el amor y sus fracasos,
quizás podamos escoger nuestra derrota.
El sol limpia las calles, la memoria,
feroces pasiones atenúa.
Invéntate el final de cada historia,
que el amor es eterno mientras dura.
Él entró una noche en el bar de costumbre,
iba vestido todo de riguroso luto,
venía borracho y solo, traía el gesto serio,
y en las manos una corona de difuntos.
Ella le había dejado, nos explicó sereno,
y había decidido considerarla muerta,
y brindar por su olvido y su descanso eterno,
y celebrar su entierro de taberna en taberna.
Así que allá nos fuimos, y para qué contaros:
vasos vinos y risas, alguna vomitona,
abrazos de amistad, eterna aquella noche.
Requiescat y brindemos por ella y su memoria.
La noche debilita los corazones,
noches de funeral, de vino y rosas.
Brindemos por el amor y sus fracasos,
quizás podamos escoger nuestra derrota.
El sol limpia las calles, la memoria,
feroces pasiones atenúa.
Invéntate el final de cada historia,
que el amor es eterno mientras dura.
Al salir de El Almendro ya iba muy borracho,
se desplomó en el asfalto y me incliné a su lado.
Supe que estaba muriéndose de golpe,
dijo algo en mi oído, se deshizo en mis brazos.
Se lo llevó la ambulancia con su corona y todo,
y yo me fui a cumplir con su encargo maldito.
Llegué hasta el bar que él me había indicado
y busqué a la muchacha entre el humo y el ruido.
Por fin la vi, bailaba muy despacio,
refugiada en el cálido pecho de un muchacho.
Le conté, me escuchó, se abrazó a su pareja.
Yo no sé si lloró, no se veía apenas.
La noche debilita los corazones,
noches de funeral, de vino y rosas.
Brindemos por el amor y sus fracasos,
quizás podamos escoger nuestra derrota.
El sol limpia las calles, la memoria,
feroces pasiones atenúa.
Invéntate el final de cada historia,
que el amor es eterno mientras dura.

Ismael Serrano

Wish you were here

So, so you think you can tell Heaven from Hell, blue skies from pain,
can you tell a green field from a cold steel rail? A smile from a veil?
Do you think you can tell?
And did they get you to trade your heroes for ghosts? Hot ashes for trees?
Hot air for a cool breeze? Cold comfort for change?
And did you exchange a walk on part in the War for a lead role in a cage?

How I wish, how I wish you were here.
We’re just two lost souls swimming in a fish bowl year after year.
Running over the same old ground. What have we found?
The same old fears.
Wish you were here

Pink Floyd
(Para Sergio)

No permita la virgen

No permita la virgen que tengas poder
Sobre lágrimas, egos, haciendas,
Cuando labios sin ánima quieran quererte
Al contado, liquida la tienda.
No te pases un pelo de listo
No inviertas en Cristo, no te hagas el tonto
Las hogueras, a primera vista
Cuché de revista, se apagan bien pronto.
El caballo de Atila no sabe trotar
Sino ya en azulejos silvestres
Los bencejos con ánimo de molestar
Coleccionan estatuas ecuestres.

Cosas de quita y pon
Mariposas de sangre marrón
Carnavales en los arrabales
De mi corazón

La belleza es un rabo de nube
Que sube de dos en dos las escaleras
Un carné exclusivo de socio
Del pingüe negocio de la primavera
Un barril de cerveza que mata de sed
Un melón con pezón de sandía
Un espía enemigo, un contigo al revés
Un ombligo de bisutería

Cosas de quita y pon
Mariposas de sangre marrón
No me quieras querer,
No me quieras matar, corazón.

Cosas de quita y pon
Mariposas de sangre marrón
Cardenales en los funerales
De mi corazón

No permita la virgen que tengas poder

Joaquín Sabina

20 de Abril

20 de Abril 20 de abril del 90
hola chata, ¿como estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal
Pues es que estaba aquí solo
me había puesto a recordar
me entró la melancolía
y te tenia que hablar
¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos
hoy no queda casi nadie de los de antes
y los que hay han cambiado,
han cambiado, SI!
Pero bueno, ¿tú que tal? di
lo mismo hasta tienes críos
Que tal te va con el tío ese?
espero sea divertido
Yo la verdad, como siempre
sigo currando en lo mismo
la música no me cansa
pero me encuentro vacío
Bueno pues ya me despido
si te mola me contestas,
espero que mis palabras,
desordenen tu conciencia.
Pues nada chica, lo dicho
hasta pronto si nos vemos
yo sigo con mis canciones
y tu sigue con tus sueños

Celtas Cortos

Fotografías

Fotografías Cada vez que yo me voy llevo a un lado de mi piel
Tus fotografías para verlas cada vez
Que tu ausencia me devora entero el corazón
Y yo no tengo remedio más que amarte
Y en la distancia te puedo ver
Cuando tus fotos me siento a ver
Y en las estrellas tus ojos ver
Cuando tus fotos me siento a ver

Cada vez que te busco te vas
Y cada vez que te llamo no estás
Es por eso que debo decir que tú sólo en mis fotos estás

Cuando hay un abismo desnudo
Que se opone entre los dos
Yo me valgo del recuerdo
Taciturno de tu voz
Y de nuevo siento enfermo este corazón
Que no le queda remedio más que amarte

Y en la distancia te puedo ver
Cuando tus fotos me siento a ver
Y en las estrellas tus ojos ver
Cuando tus fotos me siento a ver
Cada vez que te busco te vas
Y cada vez que te llamo no estás
Es por eso que debo decir que tú sólo en mis fotos estás

Juanes con Nelly Furtado

Homeless child

Homeless child Nowhere here to call my home
No one near to call my own
All that's left is for me to roam
Somebody please help me hang on

Homeless child
Homeless child
Mmh- Mmh- Homeless child
Homeless child
Homeless child
What is left for the homeless child

There is no night and there is no day
It is all one shade of gray
Some will pass and some will stay
Is this the end or just one more day

Homeless child
Homeless child
Mmh- Mmh- Homeless child
Homeless child
Homeless child
What is left for the homeless child

Sure not much but it's my best
I just need some place to rest
If you could just let me be your guest
I won't burden you for very long

Homeless child
Homeless child
Mmh- Mmh- Homeless child
Homeless child
Homeless child
What is left for the homeless child
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La madre de Fabián

Hoy me vino a la memoria la madre de Fabián
Aquel niño tan callado que vivía en mi portal
No salía casi nunca, se tenía que aplicar
Ya le habían diseñado una vida singular

Por las noches en silencio
mientras estabas durmiendo
con aletas en los pies
jugaba a que era un pez
buceando por el mar
dulce mar, dulce mar, sumérgeme en tu sal

Siempre echábamos carreras por los charcos del canal
Era un juego muy vulgar para la madre de Fabián
Nos juntábamos los viernes con la paga semanal
Todos íbamos al cine menos el pobre Fabián

En un internado inglés
su mamá le fue a meter
Un lugar selecto y caro
el sitio equivocado
Condenado a estudiar
Dulce mar, dulce mar, sumérgeme en tu sal

Me contaron que Fabián hacia el norte se escapó
Se calzó sus dos aletas y en el mar se sumergió
Lo encontraron a los días más inflado que un balón
Y su madre, medio loca, en un psiquiátrico ingresó

Desde entonces, a menudo,
cuando el sueño me ha vencido
con aletas en los pies
jugando con un pez
veo a veces a Fabián
Dulce mar, dulce mar, sumérgeme en tu sal

Javier Álvarez (Letra y música: José Encinas)

La canción más hermosa del mundo

Yo tenía un botón sin ojal, un gusano de seda,
Medio par de zapatos de clown, y un alma en almoneda,
Una Hispano Olivetti con caries, un tren con retraso,
Un carné del atleti, una cara de culo vaso,
Un colegio de pago, un compás, una mesa camilla,
Una nuez, o bocado de Adán, menos una costilla,
Una bici diabética, un cúmulo, un cirro, una estrato,
Un camello del rey Baltasar, una gata sin gato,
Mi Annie Hall, mi Gioconda, mi Wendin, las damas primero,
Mi Cantinflas, mi bola de nieve, mis tres moqueteros,
Mi Tintín, mi yoyó, mi azulete, mi siete de copas,
El zaguán donde te desnudé sin quitarte la ropa.
Mi escondite, mi clave de sol, mi reloj de pulsera,
Una lámpara de Alí Baba dentro de una chistera.
No sabía que la primavera duraba un segundo,
Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.
Yo quería escribir la canción.
Les presento a mi abuelo bastardo, a mi esposa soltera,
Al padrino que me apadrinó en la legión extranjera,
A mi hermano gemelo, patrón de la merca ambulante,
A Simbad el marino, que tubo un sobrino cantante,
Al putón de mi prima Carlota y su perro salchicha,
A mi chupa de cota de mayas contra la desdicha,
Mariposas que cazan en sueños, los niños con granos
Cuando sueñan que abrazan a Venus de Milo sin manos.
Me libré de los tontos por ciento, del cuento del bisness
Dando clases en una academia de cantos de cisnes.
Con Simón de Cirene hice un tour por el monte calvario,
Qué harías tú si Adelita se fuera con un comisario.
Frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera.
Si me pierdo de vista esperadme en la lista de espera,
Heredé una botella de ron de un vulgar moribundo,
Olvidé la lección a la vuelta de un coma profundo.
Nunca pude cantar de un tirón
La canción de las babas del mar, del relámpago en vena,
De las lágrimas para llorar cuando valga la pena,
De la página en cinta en el vientre de un bloc trotamundos,
De la gota de tinta en el himno de los iracundos
Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.

Joaquín Sabina

Valles de asfalto

Camino por valles de asfalto mirando hacia el suelo
Entre montañas de ladrillo que niegan el cielo
El horizonte está a la vuelta de la esquina
Hay una luna llena por farola y la ciudad entera se ilumina
Las estrellas se esconden tras la cortina del humo
Y yo sin rumbo fijo fumo y fumo
A la luz del cigarro, pisando grava y barro
Escuchando mis pasos y coches a lo lejos
La lluvia fina me mantiene despierto
Ando por la ciudad, como una sombra en medio del desierto
Un bar abierto a estas horas
Y un hombre sale dando tumbos con la mirada perdida como un muerto
Debe tener cerca de los cincuenta
Una hipoteca por pagar y una parienta que ya no le aguanta
Tomo nota, podría ser yo mismo en unos años
Hay daños irreparables y un futuro incierto
Siento un escalofrío, estoy empapado, sigo mi camino
Calle abajo, cada uno por su lado
Escucho risas a lo lejos y al cobijo de un portal
Una pareja se está comiendo a besos
No les importa la lluvia ni el frío
El mundo se detiene cuando sus labios se encuentran, amor mío
Observo un escaparate
Y en medio de este disparate me ofrecían la libertad a precio saldo
No llego con mi sueldo, sigo pegado al suelo
Saco del bolsillo el mechero, y otro cigarrillo.
En el cajero de la esquina duerme un indigente
Mientras un nota saca pasta casi sin mirarle
Es el contraste de los tiempos que corren en la metrópolis
Cada uno a lo suyo, y Dios dónde está
Y yo donde estoy, y que es lo que doy
Y por qué esta sensación de no vivir el hoy
Regreso rumbo a casa y el tiempo se me pasa
Andando por valles de asfalto y caminos de brea
Y se que sobre la arena podría ser feliz
Vivo en una colmena, que se llama Madrid
Y aquí paso mis días, y aquí paso mis noches
Habitan mis triunfos y laten mis reproches
Hoy es lunes y llueve
Y escribo esto con la ropa aún mojada, mientras la noche se muere

Maese KDS

Indifference

Indifference I will light the match this mornin', so I won't be alone
Oh- watch as she lies silent, for soon night will be gone
I will stand arms outstretched, pretend I'm free to roam
Oh- I will make my way, through one more day in hell

I will hold the candle till it burns up my arm
Oh- I'll keep takin' punches until their will grows tired
I will stare the sun down until my eyes go blind
But, I won't change direction, and I won't change my mind

How much difference does it make
Oh- how much difference does it make

I'll swallow poison, until I grow immune
I will scream my lungs out till it fills this room

How much difference does it make
Oh- how much difference does it make
Oh- how much difference does it make
Oh- how much difference does it make

Eddie Vedder (Pearl Jam)

Waiting on an angel

Waiting on an angel Waiting on an angel.
One to carry me home.
Hope you come to see me soon, cause I don't want to go alone,
I don't want to go alone.

Now angel won't you come by me.
Angel hear my plea.
Take my hand, lift me up so that I can fly with thee,
so that I can fly with thee.

And I'm waiting on an angel.
And I know it won't be long to find myself a resting place in my angel's arms,
in my angel's arms.

So speak kind to a stranger, cause you'll never know, it just might be an angel come, Oh- knockin' at your door, Oh- knockin' at your door.

And I'm waiting on an angel.
And I know it won't be long to find myself a resting place in my angel's arms,
Oh- in my angel's arms.

Waiting on an angel.
One to carry me home.
Hope you come to see me soon, cause I don't want to go alone,
I don't want to go alone,
don't want to go,
I don't want to go alone.

Ben Harper

73

Cerraron sus ojos
Que aún tenía abiertos;
Taparon su cara
Con un blanco lienzo;
Y unos sollozando,
Otros en silencio,
De la triste alcoba
Todos se salieron.

La luz, que en un vaso
Ardía en el suelo,
Al muro arrojaba
La sombra del lecho;
Y entre aquella sombra
Veíase a intervalos,
Dibujarse rígida
La forma del cuerpo.

Despertaba el día,
Y a su albor primero,
Con sus mil ruidos
Despertaba el pueblo.
Ante aquel contraste
De vida y misterios,
De luz y tinieblas
Medité un momento:
“¡Dios mío, que solos
se quedan los muertos!”

De la casa en hombros
Lleváronla al templo,
Y en una capilla
Dejaron el féretro.
Allí rodearon
Sus pálidos restos
De amarillas velas
Y de paños negros.

Al dar de las ánimas
El toque postrero,
Acabó una vieja
Sus últimos rezos;
Cruzó la ancha nave,
Las puertas gimieron,
Y el santo recinto
Quedóse desierto.

De un reloj se oía
Compasado el péndulo,
Y de algunos cirios
El chisporroteo.
Tan medroso y triste,
Tan oscuro y yerto
Todo se encontraba...
Que pensé un momento:
“¡Dios mío, que solos
se quedan los muertos!”

De la alta campana,
La lengua de hierro,
Le dio volteando
Su adiós lastimero.
El luto en las ropas,
Amigos y deudos
Cruzaron en fila,
Formando el cortejo.

Del último asilo,
Oscuro y estrecho,
Abrió la piqueta
El nicho a un extremo.
Allí la acostaron,
Tapiáronle luego,
Y con un saludo
Despidióse el duelo.

La piqueta al hombro,
El sepulturero
Cantando entre dientes
Se perdió a lo lejos.
La noche se entraba,
Reinaba el silencio;
Perdido en la sombra,
Medité un momento:
“¡Dios mío, que solos
se quedan los muertos!”

En las largas noches
Del helado invierno,
Cuando las maderas
Crujir hace el viento
Y azota los vidrios
El fuerte aguacero,
De la pobre niña
A solas me acuerdo.

Allí cae la lluvia
Con un son eterno;
Allí la combate
El soplo del cierzo.
Del húmedo muro
Tendida en el hueco,
¡Acaso de frío
Se hielan los huesos!

.......................

¿Vuelve el polvo al polvo?
¿Vuela el alma al cielo?
¿Todo es vil mentira,
Podredumbre y cieno?
¡No sé; pero hay algo
Que explicar no puedo,
Que al par nos infunde
Repugnancia y duelo,
Al dejar tan tristes,
Tan solos lo muertos!

G.A.Bécquer

Poesía Difusa

Comienzos.
Lo que motivó el comienzo
Fue que las vidas que presencio
No merecen el silencio
Fue porque el hip hop apareció
Del amor entre poesía y ritmo
Y por las aguas de ese río
Mi vida fluyó
O fue, porque en el gusto por competir
No hay lugar para el cansancio, que se yo.
Pero sucedió
Pasé de ser anónimo
A ser casi famoso bajo mínimos
Y acaso eso os conmovió
Porque al parecer mi mano
En contacto con un micrófono
Me convirtió en pirómano
Y París ardió
Adiós París, adiós,
Adiós Mc’s, adiós,
Que usted vaya con Dios,
Y si baja por esas calles
Será mejor que le acompañen
Uno, o dos.

Ay, Señor!
Qué pesada es esta espada
Que desenvaino con sudor
La soledad del príncipe sin reino
La soledad del hombre sin calor.
Será que es porque ya no me peino
Ni me preparo,
Ni visto raro,
Ni uso perfumes caros
Cuando salgo en busca de amor.
Soy el mismo chico educado
Que con un rap vulgar suena en tu radio
Cada día,
Y que desde el extrarradio ha conquistado
A la más alta burguesía.

Pero qué falla
Soy yo en esa pantalla,
Soy yo en esa cola del paro,
Comparo mi vida con la tirada de un dado
Y sale cero y cero y cero
Yo sólo espero ser más certero
Salir de este agujero en el que estoy atrapado
Soñador, aún duermo con Peter Pan a mi lado
Preguntándome si alguien ahí fuera
Entenderá a un tipo tan complicado.
Pero una extraña fuerza me persigue
Me dice, tú simplemente vive
Tú simplemente escribe
Decide en tiempo record
Y olvida el rencor
Y recuerda, lo que el viejo dijo:
Hijo, en lo que sea, pero el mejor.

Nach Scratch - Poesía Difusa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Me gustas cuando callas

Me gustas cuando callas, porque estás como ausente
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
Y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
Emerges de las cosas, llena del alma mía
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma
Y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza.
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
Claro como una lámpara, simple como un anillo
Eres como la noche, callada y constelada
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo

Me gustas cuando callas porque estás como ausente
Distante y dolorosa como si hubieras muerto
Una palabra entonces, una sonrisa basta
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

P.Neruda
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres