Blogia
5 canciones negras

Hoy

Hoy (ayer) no he ido a trabajar. Ha sonado el despertador y no he podido. No he querido.
Me acosté tarde, liado con Cube, y cuando me metía en la cama, ya sabía que no me levantaría a trabajar. No suelo hacerlo a menudo, pero de vez en cuando sí que me permito este pequeño privilegio. Sobretodo cuando más al límite estoy, me tomo un día de desconexión. Mi día de desconexión de hoy ha estado bastante bien.
Me he levantado tarde, pero bueno, he comido, he cambiado de sitio las cosas que se amontonan en mi cuarto, me he duchado y me he ido con la moto. Hoy se iba súper bien, porque hacía una tarde fresquita, incluso han caído algunas gotas, pero la temperatura era buena. He llegado a La Maquinista, y me he dado un paseo por los cd’s. He estado a punto de comprarme uno de relajación china. Eran sólo cinco euros, al final me he arrepentido de no cogerlo (mañana/esta tarde me acerco). He salido y he ido directamente a por mi dvd.

. Al salir, me doy cuenta de que es muy probable que se ponga a llover, así que sin tiempo de disfrutar de Él, lo guardo en la cruzada y tiro para abajo. Bajo las escaleras mecánicas y giro a la izquierda. Sé que es inútil parar a ver maquetas, pero que se le va a hacer, me tiran demasiado. Además han traído muchos nuevos. Pero sigo sin dinero. Salgo sin resignación y me dirijo a la moto. Al pasar por al lado del cajero, me acuerdo que no llevo dinero, y me paro a sacar veinte euros, con el dolor de saber que posiblemente no lleguen sanos a casa. Arranco la moto y hacia allí me dirijo. A media curva me acuerdo que no he devuelto Planta 4ª. Ya son dos días.
Bajando, cojo el atajo, que me ha retenido más que otra cosa. Salvo la fila y bajo flechao. Paro en casa, sin nisiquiera quitarme el casco, subo y cojo la peli. Me monto en la moto y me paso por el Cash&Converters, a devolver el juego que cogí el otro día, que como me suele pasar, no me instala, pero bueno. Al salir resulta que me encuentro con mis padres, que venían de no-se-donde. Me subo en la moto y me voy al Carrefour, a merendar. Aparco la moto en el parking, por primera vez; entro y me voy directo a las pastas. Al pasar al lado de las cajas, veo esas cajitas que traen laminitas de menta, que valen un pastón y se acaban enseguida. Me meto un par al bolsillo y no tardo ni dos segundos en quitarles el cartoncito. Y sigo mi camino en busca de la merienda. Esta vez ha sido un bollito del palo Phosquitos. No estaba malo. Y las consiguientes ganas enormes de fumarme un cigarrillo. Calmo mi ansia y decido pasarme por los cd’s y aparatos de música. Un ligero vistazo, un breve paseo y vuelta para casa. Me he vuelto a poner en la cola de la tonta, con todos los respetos hacia la y las cajeras, pero siempre me toca. Me he cambiado, y me ha venido bien, porque la mujer, muy maja por cierto, me ha cobrado los desodorantes y el gel AXE a dos euros, en lugar de siete que valían. Gracias señora. Casi por los pelos, pero me acuerdo de la Pull&Bear. Un repaso, ligero, pero repaso. Si tuviera pasta aún habría cosas que podría comprar.
Ale, para casa. Paro en el estanco, paro en el videoclub, dejo la peli, que me deja con 0,26 cts en el cajero del videoclub. Otra vez a cargar...
Llego a casa, un breve saludo, y..... Ben Harper. Me he tragado el dvd una y otra vez.

Hoy ha sido un buen día de desconexión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres