Blogia
5 canciones negras

D.P.C.

Dando un paseo

Te tiras media hora buscando el disc-man, dónde se habrá metido? Estoy seguro de que lo he traído, pero no está. Se te pasa por la cabeza buscar en los más recónditos lugares. Miras en la cocina, en el baño, dentro del armario... repasas los movimientos que has hecho desde que has entrado por la puerta hasta que has llegado al cuarto, pero... no está. Y cómo duermo yo ahora? Tendré que volver a tener el ordena encendido toda la noche, con el calor que da.
Ya que no iba a apagarlo, me he puesto a dar un paseo. Hacía mucho que no iba a ver a Z, que horripilantemente (con perdón) anda tarantinizada (me encanta Quentin, pero coño, la 2....... menudo pastelón), y D no ha escrito nada desde mi última visita. Me he pasado a ver a C, pero ya no es lo mismo que antes.
“Dando un paseo por el barrio, una nueva letra en mi diario mental visionario” “Voy llorando en la bici de Leo, camino hacia Cantalobos”
Sí, hay gente que sufre lo mismo que sufro yo, aparente malestar general y, lo peor, sin motivo alguno. Constantes cambios de humor y estado de ánimo... a que es jodido?!

En fin, sólo pasaba por aquí...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

De Paso

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la
ciudad de El Cairo - Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.
- ¿Dónde están sus muebles? - preguntó el turista.
Y el sabio, rápidamente, también preguntó: - ¿Y dónde están los
suyos...?
- ¿Los míos? - se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí
solamente de paso!
- Yo también... - concluyó el sabio. "La vida en la tierra es
solamente temporal... Sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices". "El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables."

El eterno debate

No te puedes parar a pensar
No puedes detenerte, ponerte a pensar e intentar estudiar, comprender y asimilar cada cosa que te pasa o cada movimiento que das.
Esta sociedad te hace ir cada día más rápido, imitando el funcionamiento de una máquina, tan introducidas en nuestra forma de vida últimamente.

Y yo me paro a pensar, es la sociedad la que me dicta que no puedo parar? Que no puedo pensar? O soy yo mismo quien me impide parar, en una especie de mecanismo de autodefensa?
A días es muy sencillo, a días muy complicado. Ora quiero pensar, ora quiero correr. A veces me viene bien, y otras me deja peor.
Y vuelvo a pensar como antaño, sin tanto oscuro ni tanta muerte, ni tanta sangre siempre corriendo por ahí. Simplemente echo de menos la cosa de siempre, y punto. No me pasa nada más.
Pero esto tiene muy pocos puntos positivos.
Primero significa que evoluciono muy poco por no decir nada
Segundo significa que, puede que esté esperando algo que quizás no llegue, o que si lo hace, puede que tarde un tiempo.
Eso significa que estoy perdiendo el tiempo? Yo nunca lo creí así, y no lo voy a empezar a hacer ahora; pero bueno, no puedo dejar de comerme el tarro.

Es el eterno debate
Uno nunca sabe a ciencia cierta si lo que está haciendo es lo correcto, si esa vida que vive es la que siempre quiso, o si por el contrario, debe buscar la encrucijada y cambiar de camino.

140704

Y al tercer día resucitó... ah, que no había dormido aún...

A estas horas yo no debería estar despierto, pero no lo llaméis insomnio, se llama siesta.

Lo cierto es que estoy notando cómo algo está cambiando. No se muy bien lo que es, ni el porqué, pero algo noto. Me levanto pronto, y descansado, que hacía mucho que no conseguía descansar. No me acuesto temprano porque caigo en el error (casi inevitable) de quedarme dormido al llegar de trabajar. Pero bueno, me siento más descansado, así que no será del todo malo.
Como iba diciendo, algo cambia, se mueven los habitáculos de este cube.
Mi escritorio anda algo más libre (pero aún le queda), y mi cama ya está siempre vacía cuando me acuesto. Me duermo con música relajante, y me evado rápidamente del estrés. Aunque si bien es cierto eso sólo ocurre cuando estoy sólo, normalmente me irrito y me pongo nervioso muy pronto en cuanto tengo que tratar con el resto del mundo. Pero qué coño, yo venía aquí a escribir sobre cosas buenas, que ya llevo mucho tiempo haciéndolo sólo de las malas.
En el trabajo va todo viento en popa, el fin de semana pasado, con el cuarto de baño, me fue genial, casi cuatrocientos euros por cinco horillas, no está nada mal. Y en el piso del capullo del Oscar ya me queda muy poco, y he sabido llevar bien los problemillas con los que me he encontrado, cosa que no podía decir al principio, que se me escapaba un poquillo.
En cuanto a esto de escribir, me alegra ver que vuelve a regarse mi césped, y comienzan de nuevo a brotar nuevas ideas. Cuánto lo echaba de menos!
Recuerdo que ayer era fascinante ver la agilidad con la que pasaban las historias por delante de mi boca. Dudé un momento en levantarme a intentar escribir alguna en el papel, pero decidí que ése momento iba a disfrutarlo tranquilamente tumbado en la cama, como hacía tanto que no hacía.
Hoy, que me acuesto más tarde aún que ayer, si que he querido sentarme al teclado, e intentar plasmar un poquito este cambio que refleja el sismógrafo que vigila mi alma.
Y dar las gracias a P, por sus recientes visitas y comentarios, y también a D, que sé que sigue viniendo a verme.

Y antes de que suba arriba, relea lo acabado de escribir y decida guardarlo sólo en Mis Documentos, voy a ir despidiéndome, a seguir mi racha de descanso..

!!

Seguro que la mía mala racha ésta, va a ser causada por el ignore total a los típicos meils en cadena, esos de si no mandas esto a cincuentaycincomiltrescientascuarentaytrespersonasymedia en menos de cerocomacuatrosegundos, tendras mil años de mala suerte.

Va a ser por eso

Ultimamente

“Últimamente he dejado de ver los telediarios, total pa qué, si ya me los sé”

Últimamente no dejo de pensar que estoy en mi piso, ya terminado, ya viviendo allí. Imagino como será, como se estará, sentado en el sofá, con la música alta, y la puerta abierta de la terraza.
Últimamente no paro de aplazar mis propósitos. Después de... cuando termine...

Tengo que luchar, por dejar de postergar mis ambiciones, ya que están empezando a transformarse en necesidades.
Tengo que dejar esta vida, tengo que salir... “Debo salir, debo salir, debo iniciarme, otra vez en el camino del plan B”.

Últimamente no se si tener que empezar a rezarle a algo o alguien, y pedirle por mí, que me ayude y me cuide un poco; que me despierte por las mañanas, y me cierre los ojos antes de que se haga demasiado tarde; que me prepare una lista cada mañana y me ayude a ir tachando cosas; que se espere en mi sofá a que yo le prepare la cena y que me recoja los platos al irme a acostar...

Desvaríos de un alma en pena, encerrada en un cuerpo sano de mente enferma

Adjetivo

Creo que me siento como un pequeño regalo, que reside aún y por siempre dentro de su cajita, y que no puede ni podrá nunca desprenderse de ese envoltorio con el que le ha tocado vivir.

Como una pequeña personita, que vive dentro de otra que no es, viviendo una vida que no le toca, y al no ser bravo corazón el mío como el de William Wallace, me faltan fuerzas para poder luchar. Así que, aunque de vez en cuando se oigan mis gritos a través de mis oídos, de momento no os giréis, que todavía no salgo.

“Un deseo utópico, como parar las balas,
Sólo hay una persona que puede concederlo
Bravo corazón el suyo, como William Wallace
Ni al ser nueve nueve cinco veces más, podréis vencerlo.
Rimas de cassette, ya sabes, noches en el Palace
Tras vencer grandes batallas como aquella de Waterloo"

(Contra todos – 995)

Anécdota

Es Martes, la 1:05 de la mañana.
Llevo un rato dando vueltas en la cama, incapaz de dormir, dándole y dándole vueltas a la cabeza. Cabreado ya, decido resignadamente levantarme, ir al comedor, coger la bolsa de cacahuetes y disponerme a sentarme frente al teclado diciéndome a mi mismo, voy a escribir algo, me da igual lo que salga, pero que por lo menos gaste este tiempo escribiendo, esperando a que pase. Así pues, me incorporo de la cama, tanteo buscando las gafas, las encuentro, me levanto y enciendo la luz del flexo. Abro la puerta, y voy dirección la bolsa de cacahuetes, que están debajo de la mesa pequeña del comedor. Delante de la mesa, está el sillón, y frente a éste, una bamba y un zapato. Y una sonrisa se me dibuja en la cara.
Hace un rato, he salido al baño, a mear, y al salir, justo antes de apagar la luz, he visto mis bambas en el comedor, frente al sofá. Y apagando la luz, y saliendo, me he inclinado y, a oscuras, las he cogido y colocado, también a oscuras justo al entrar en mi cuarto. Tranquilamente me he vuelto a tumbar en la cama a seguir dando vueltas.
Cuando he visto que sólo me había llevado la mitad de cada par, lo primero que he pensado ha sido en cómo hubiera sido mi reacción de haberme dado cuenta mañana por la mañana. Pero después me ha salido la sonrisa y ya sólo pensaba, mientras volvía con la bolsa de cacahuetes en mis manos, y la sonrisa en la boca, de escribirlo aquí para el blog, con la ya comentada idea de no importarme el cómo saliera lo que escribiera o escribiese.

Diecisiete minutos y unos cuantos cacahuetes han caído ya.

Intento volver lo antes posible, de verdad, intento volver a ser yo muy pronto.

I can't sleep

Desánimo

"...No encuentro el término
entre mínimo y máximo
me encuentro lo más próximo
a alegría y desánimo...

RapSusKlei"

Hace ya varios días que no escribo nada por aquí. Es extraño, pero... me encuentro en algún punto, no muy definido, de un extraño agujero negro en el que debo haber metido la pata sin darme ni siquiera cuenta. No escribo, no dibujo, no visito blogs ... ...No me apetece ninguna música que escuchar.
Me muevo en un estado de inapetencia total, y un peculiar desánimo general.
Miro atrás y observo cómo han cambiado las cosas que escribo, y me da verdadera pereza ponerme a buscar cuánto hace que no escribo algo decente.

Al final de todo esto, cuando son las 03.22, creo que acabo de ver el problema.
Voy a meditarlo a la cama.

Intento cambiar algo, no puede ser tan malo (Reflexiones Profundas de una noche de nervios)

Y si aprovecho el momento?
Me lancé a dejar el trabajo, justo cuando me ofrecían un cambio de contrato.
Necesitaba urgentemente mil doscientos euros en mi nómina para poder llegar a fin de mes. Ahora me planteo otro camino. Estudiémoslo.
Mañana me levanto, me ducho, me pongo cómodo y me voy a buscar donde hacen lo de la declaración. Con un poco de suerte, lo arreglaré en el mismo día. Luego llamo al servicio de recogida de los muebles, que espero que aquel día, aquel señor me lo dijera bien, y pasan los lunes a eso de las once y media por delante de la puerta de mi piso. Después llamo a Movistar, para el tema de usar mi teléfono en Alemania, aunque eso no es obligatorio, ya que si poco lo utilizo aquí, menos lo haré allá, pero bueno, nunca sabes lo que puede pasar. Después... me voy al piso y ultimo los detalles antes de la “mudanza”. Espero que no sea muy tarde, tengo que prepararme la maleta!
Después de comer me cortaré el pelo. Seguramente acabe dejándome la cresta de nuevo, me apetece, y es lo que pensaba hacer, pero no se si ir así a Alemania. Según me parezca en el momento que tenga la máquina en las manos, jeje.
Mis planes son los siguientes, para cuando vuelva de Alemania.
Mirar lo del paro, porque tengo que echar cuentas. Pongamos que de la declaración me dan mil ochocientos euros, basándome en lo que le han dado al capullo del Alberto, y en lo que más o menos dice mi madre que por ahí anda el tema. Y pongamos, por otro lado, que tengo, ya no voy a decir un año, pero pongamos que seis meses de paro, y que puedo llegar a cobrar el sueldo base, y pongamos unos novecientos euros al mes.
Y sin olvidarnos del tan esperado finiquito, al que le daremos un valor de un sueldo, mil euros. Eso me llevaría a un total de :
1800+900+1000=3700 euros y un mínimo de seis meses sin tener que trabajar.
Bien, afrontemos ese dinero. Ésta sería la cantidad que tendría, por decirlo así, al empezar el mes. Teniendo en cuenta que cada mes me vendrían otros novecientos euros. Lo primero que yo haría, sería reservar mi hipoteca. Si cada mes son quinientos euros, guardando tres mil, tendría seis meses de hipoteca pagada (y a raíz de aquí, podría mirar la opción de meter más dinero de golpe y así abaratar la mensualidad, o no). Ese dinero me serviría también de resguardo para cuando vengan los gastos del piso. Porque estamos hablando de que yo estaría en paro, cobrando, pero sin trabajar. Eso significaría que, junto a un gran cambio de actitud, mentalidad, y una gran fuerza de voluntad, invertiría mis días en un trabajo concienzudo (bueno, no nos pasemos tampoco, digamos que normalito) en mi piso, y un tema muy importante también, la autoescuela.
Volvamos al tema del dinero. Pongamos que he guardado ya los tres mil euros de la hipoteca, me quedarían setecientos para pasar el mes, y devolviendo la pasta del viaje, los gastos del sonar y cuatro cosas más, dispondría de unos cuatrocientos a unos quinientos euros, contando con que los cinco meses restantes, me vendrían esos novecientos del paro.
La idea no es tan mala, no?
Sigamos
Ya puestos, si se me va un poco la pinza, podría pensar en buscar un trabajo a media jornada, y “colgar los alicates” aunque claro, si encuentro un trabajo, se me acaba el paro, y contaría sólo con ese sueldo. Si contamos con que sólo tengo seis meses de “hipoteca pagada”, no creo que con el sueldo de ese trabajo me diera para después, pero bueno, quizás pueda tener dos empleos.
No sé, creo que habría que estudiar un poco el segundo punto, aunque siempre puedo “descolgar mis alicates” pasado ese tiempo, y volver a empalmar cables como hasta ahora.
Puedo mirarlo de las dos maneras, intentar por unos meses cambiar mi monotonía y volver con baterías renovadas, o seguir manteniéndola, con la cabeza gacha, y hacer como si todo esto no hubiera pasado por mi cabeza.

Quiero dejar esto escrito, por si cuando vuelva de Alemania ya se me ha olvidado, o para que, quien sabe, al volver, me encuentre alguna que otra opinión al respecto en forma de comentario, que me intente ayudar un poquito.
Creo que, si bien puede ser que no esté totalmente preparado para el cambio, estoy preparado para cambiar mi actitud, si decido enrolarme en este viaje.
Espero que todo esto no caiga en saco roto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

(Sin título)

Sufro una extraña mutación de la conocida Ley de Murphy; sí, esa que dice que la tostada cae siempre del lado de la mantequilla, y que todo lo que va mal, tiende a ir peor.
Pues es precisamente en estos dos ejemplos, en los que sufro yo la mutación.
Antes, hace un tiempo, cuando todo lo que me iba mal, tendía a ir siempre a peor, mis cd’s siempre, siempre se caían por el lado de escritura, nunca por la cara superior. Al principio me cabreaba, porque no había una sola vez que cayeran bien.
En cambio, ahora que ya nada tiende a ir peor, sino que padezco un extraño apagón interior, mis cd’s caen siempre con la cara de escritura para arriba. ¡Qué extraño, ahora siento que quiero que alguna vez caigan mal!. Quizás sea para que algo cambie de una vez. Llevo mucho tiempo en estado de inactividad, y sólo funciono con las luces de emergencia.
Un billete de ida y vuelta encima de la mesa intenta abrirse paso ante esta oscuridad, queriéndome abrir una puerta hacia no se sabe bien a dónde. Y yo quiero dejarle pasar, y agarrarme a su cola cuando empiece el vuelo, aunque tenga que volver escondido en el motor, otra vez de vuelta.
Mis ojos no alcanzan a ver muy lejos, y no supero de vista el tercer o cuarto día. La débil luz que desprende mi yo, no alumbra ya más allá.
Y no dejo de sentir esas profundas ganas de llorar que me vienen ahora ya demasiado a menudo; al salir del ascensor a punto de abrir la puerta del piso; al escribir medio desnudo, por fuera y por dentro, sentado ante el teclado...
Llora, llora mi alma mientras echa de menos un mundo en el que vivir, ansiosa por entregar todo el amor que va guardando dentro. Un amor que ya le duele.
Y son las lágrimas color rojo sangre que brotan de ese llanto las que ves mezclarse mis ojos.

Samá Samá

Samá Samá A toda la gente de Madrid, os recomiendo este restaurante.

Presente!

Ya he vuelto.
Estando en Madrid, y luego en Ágreda, tenía unas ganas locas por volver a casa y escribir en la página, y ahora me quedo en blanco. Supongo que vengo cansado y mi cuerpo lo nota.
Y esta semana me marcho a Alemania. Tengo ganas ya, y no puedo dejar pasar esta oportunidad. Mañana voy a ir a ver si ya tengo el dinero del finiquito, y así sé con lo que cuento para las vacaciones, jejej.
Después, viene mi primo al Sónar, qué ganas tengo!

Eh, me acordé de S y Q viendo a Ben. Os lo prometo, es un ángel.
Con sólo verle ya se te pone la piel de gallina.

El sorpresón del día fue nada más llegar. Violadores del verso comenzaban su actuación. Qué potencia tiene esa gente, como se lo curran. Si en cd son buenos, en directo son la ostia. Disfruté un huevo con ellos, los vídeos que grabé lo demuestran, jeje.

Ahí va mi primera foto:

Nervios

Hago cuentas y descubro que son cuatro días en Madrid. No puedo ver más allá del Viernes, es imposible. Algo en mi subconsciente me hace escoger la ropa para más de dos días, pero yo lo pienso y no entiendo el por qué. Si presto atención, veo que después de ver a Ben, me queda mucho tiempo en Madrid. Quiero caminar por Madrid. Ahora mismo me encantaría poder estar con mi moto. Pero quiero pasear, quiero ver cómo es su metro; tengo ganas de verlo, sé que va a ser todo muy diferente, pero muy igual al mismo tiempo, me gustaría analizar muchas de las cosas que vea.
Quiero ir al Vicente Calderón, quiero verlo. Cuando lo haya visto, quedará ya bien cerradito mi pequeño corazón atlético. Tengo que comprar algo.
También quiero traerme un recuerdo del concierto, me encantaría que las camisetas no estuvieran muy caras, y buscaré un recuerdo que sea especial.
Luego también tengo que quedar con N, ya buscaré el momento, pero claro que me apetece.
Nervioso, incapaz de tumbarme en la cama y relajarme. Tengo que moverme, no puedo estar quieto, los nervios me dominan.
Ya se acerca la hora...

Y casi me olvido de “mi vida en esto”, la entrada. Bien, no pasa nada, me da tiempo hasta de enseñárosla. No es tan xula como la de S, pero es la mía, jejej.
También tengo que sacar las indicaciones para entrar directamente al Festimad, si vienes de fuera, como es mi caso.
Me esperan muchas horas de viaje, y tengo el cuerpo molido, y aún encima no puedo fumar!! aargrggg

Test

Si fuera un mes sería: Uno cualquiera
Si fuera un dia de la semana sería: Sábado
Si fuera un momento del día sería: La noche
Si fuera un planeta sería: El último
Si fuera un animal sería: Pantera
Si fuera un mueble sería: Una cama
Si fuera un líquido sería: Agua
Si fuera un instrumento musical sería: La voz
Si fuera una emoción sería: Soledad
Si fuera una verdura seria: Verde, jejej
Si fuera un elemento sería: Aire
Si fuera una canción sería: 5 canciones negras, jejeWaiting on an angel
Si fuera una comida sería: Spaguettis carbonara
Si fuera una parte del cuerpo sería: Una mano
Si fuera un olor sería: Césped mojado
Si fuera un objeto sería: Un discman
Si fuera una asignatura sería: Dibujo
Si fuera un dibujo animado sería: Oliver (Oliver y Benji, "Campeones")
Si fuera una figura geométrica sería: Un Cubo
Si fuera un numero sería: El 5
Si fuera un país sería: Groenlandia
Si fuera un coche sería: Mustang SVT 2000
Si fuera un famoso sería: Ben Harper
Si fuera un color sería: Azul cielo
Si fuera una ciudad sería: Ibiza
Si fuera un dolor sería: El de muelas
Si fuera un mar sería: En calma
Si fuera un idioma sería: Castellano

Este es mi test de hoy, pero seguro que cada día sería distinto...11

Demencia

Ando, como si me persiguiera la cojera, y no quisiera, dejar manco a este banco de blanca madera.
Pido ayuda a gritos, grita tú también conmigo Carlitos.
Suelta el humo y piensa qué quieres coger de la despensa de esta extensa y tensa existencia en la que navegas,
contra la corriente y llegas, con heridas en la frente y despegas
tu mirada al dente, clavándole el diente
a esos edificios construidos con piezas de Tente. Y
mantente en pie,
y deja correr la marea de este tentempié. A veces
camino despacio, pintando mi espacio con colores de pared
Con olores que robé, intentándome esconder
De tu mirada valiente y fría en ese mediodía
en la terraza en la que este maldito sol me pilla y brilla
tu ausencia al igual que mi demencia.

Consulta

Yo tenía una consulta, maltrecha y sucia, en algún rincón barato, con algún puto contrato que me atase, a las letras de sucias teclas sin clase. Y no hay pase, que cien años dure, así que mejor será que guardes el pase que te daré, y no dudes, en marcar mi número cuando por algo dudes, cuando por algo temas, yo siempre estaré dándote más, de lo que tu necesites, soy tu banco, no te cortes, pide, y pídeme el cielo si eso es lo que necesites, que te haré subir tan alto, hasta que grites y que hasta las nubes agites, con las puntas de estos lápices, ágiles, dóciles, en mis manos títeres que a mi antojo actúen como actrices, de películas con tres x en sus titles. Bah! No me jodas, que ya se me hincha la vena, al vuelo agito mi melena, de grandes males, de grandes penas, y te tumbo en lo profundo y hondo de este charco, tan profundo como profundo es el mundo, y te inundo, de calor y almohadas en tu viaje, por las nubes de las urbes, soñolientas y cansadas de este viaje, que te lleva a nadie sabe donde, por caminos que nadie conoce y que sólo yo alumbro, a la luz de mi linterna ya sin pilas, ya sin vida, como el aire que mi aliento expira, uno a uno enfila, los últimos momentos de una dura vida, que se olvida, de muchos momentos buenos, de muchos momentos malos, pero que recuerda, a todos aquellos que alguna vez le amaron.


Para Lluvia, un regalo en su rincón.

...

Cuando me canso de escucharme, viajo.
Vuelo sobre todas las cabezas que se acercan a mi mundo.
Muchas no viven en él. De hecho, aquí no vive casi nadie.
Si miras por mi ventana, verás tejados vacíos
Ventanas de noches en vela, y silencios cargados de ausencia
**
A la luz de bombillas fundidas
Llamo a puertas que están vacías
Pienso en ideas sin gente
Y odio a la gente sin ideas
Me veo en fotos ajenas
Me siento a comer en tu mesa
**
Una cajita de ritmos es mi corazón
Una fábrica de ideas, mi mente enferma
Mi boca dos labios cosidos
Mis ojos pertenecen ya a una mirada ajena
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Orgánico

Y en debaho de mi silla
Tú te puede’ encontrá’
El arto montón de cosillas
Que yo ahora te vi a contᒠ:
Un mechero, una iguana,
Una pipa de la paz,
Dos botas de siete leguas,
Y un coche en el que escapar.
Un casco sin una moto,
Dos guitarras y un timbal
Y las esposas que ataron mis manos
Frente a las olas del mar

280404
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres